Saltar al contenido

Vestidos de comunión

El vestido para la primera comunión, por ser uno usado para una ceremonia religiosa, es una prenda corta o larga que suele ser blanca o de colores pálidos como el beige, lo cual simboliza la pureza de la niña que acude al altar para ser bendecida por medio del sacramento de la eucaristía. Es, después del acto, el detalle más importante para la comulgante, por lo que termina siendo escogido con casi el mismo esmero con el que una prometida selecciona su traje de novia, ya que representa el primer acto ante la sociedad en donde la joven mujer actúa como protagonista.

Que Vestidos de Comunion elegir

Como ocurre con toda prenda, es muy significativo escuchar la opinión de la niña en cuanto a su vestido: recuerda que lo correcto es que ella se vea hermosa, se sienta cómoda y esté satisfecha en un día tan importante. De igual modo, se puede escoger entre un traje nuevo o uno de segunda mano, ya que resulta común que estos vestidos únicos se paseen entre hermanas, primas, madres e hijas, tías y sobrinas e incluso amigas: un modelo antiguo siempre se puede adaptar a la nueva comulgante; lo que no se debe hacer es comprar uno de mala calidad para salir del compromiso.

Es fundamental que el estilo del vestido de primera comunión haga juego con la sobriedad que la ocasión amerita; por ende, los encontramos de diseño tradicional o clásico (más sencillos), así como también de princesa o fantasía (más elaborados). La elección debe depender de los gustos de la jovencita, la formalidad del evento, el lugar donde posteriormente se realizará la recepción y la naturaleza de la misma.

Recuerda los complementos de tu Vestido de Comunion

De igual modo, se deben tener en consideración los complementos del traje, como suelen ser los tocados, pantimedias, zapatillas y guantes. En cuanto a los tocados, éstos generalmente son de flores pequeñas, así como también cintillos o peinetas que cuentan con un toque de brillo muy sutil y colores acordes con el vestido; en ocasiones suelen llevar una pequeña cola que llega a la altura de la espalda de la chica.

En lo que respecta a las zapatillas, éstas también deben hacer juego y contar con tacones ligeros, para nada pronunciados; deben usarse con pantimedias. Otros accesorios son a tomar en cuenta son los guantes, que dependerán del tipo de traje, viéndose principalmente en un conjunto de estilo princesa o fantasía. Todo esto hay que acompañarlo con un rosario o una pequeña Biblia, símbolos del evento y la fe cristiana de la que la niña está siendo partícipe.

En cuanto a la madre y demás invitadas, los vestidos a utilizar deben ser prendas cortas o largas adecuadas para eventos formales realizados de día, y que guarden el debido decoro en relación a la naturaleza eclesiástica de la celebración.

Si te gustaron nuestras recomendaciones, te invitamos a visitar ya nuestro sitio web La Casa de los Vestidos, donde podrás comprar los mejores vestidos para primera comunión, seleccionando el que más te agrade dentro de nuestra amplia colección; y recuerda: nuestros vestidos tienen una luz que se complementa con la tuya propia.

¿Por qué comprar en la Casa del Vestido?

Porque conocemos los gustos de la mujer contemporánea y ofrecemos la mayor variedad de opciones para satisfacerla. Así mismo, porque tenemos la mejor selección de vestidos para que puedas comprarlos con la mayor comodidad y a precios bajos. Por eso afirmamos que no importa cómo te sientas: ¡nuestros vestidos te harán lucir fabulosa!


Ver más Vestidos