Saltar al contenido

Vestidos de novia

Vestidos de Novia

El vestido de novia es aquella prenda que toda mujer desea llevar una vez en su vida. Luego del compromiso, acto en el que acepta a su amor eterno, la mujer debe, entre otras cosas, seleccionar rigurosamente el vestido de novia adecuado, y para ello intervienen distintos factores y detalles que es menester tener en consideración.

El primero de ellos es el modelo: sean cortos o largos, sencillos o elaborados, estilo vintage, sirena, princesa, imperio o línea A, lo importante es seleccionar uno que no sólo se vea bien en función al tipo de cuerpo de la prometida, sino que también (y, sobre todo) sea cómodo para ella al momento de usarlo.

El Vestido más especial de tu vida

Una vez seleccionado el modelo, cualquiera que éste sea, es importante escoger con cuidado el tipo de tela adecuado para su confección. Éste debe hacerte sentir como una verdadera reina el día de tu enlace nupcial, por lo que tipos apropiados pueden ser el tul, seda, el crepé, entre otros; luego viene el momento de pensar en los detalles decorativos, tales como bordados, brocados, strass, encajes, transparencias, entre otros tipos de apliques, por no hablar de drapeados y plisados, que parten del mismo textil.

Un elemento importante es el escote, que debe estar estrechamente vinculado con la forma del cuerpo de la novia, y con el tipo de vestido que quieres llevar el gran día: seductor, recatado, sofisticado, clásico… Así, se tienen escotes como el tipo ilusión, el cual cubre con una tela transparente (organza de seda, tul o encaje) el pecho y los hombros, dándoles un toque romántico y elegante; el tipo reina, que se usa en diseños muy formales y consiste en un cuello que sube hasta la parte de atrás de la cabeza, dejando al descubierto el pecho con una abertura profunda en forma de corazón, de pico o asimétrica; el tradicional, de hombros descubiertos, que deja ver el corsé entallado; y el de espalda, muy seductor y preferido por las novias más atrevidas.

Recuerda los accesorios para el Vestido de Novia

Tampoco podemos dejar de mencionar ese conjunto de detalles que harán del vestido de novia una prenda inolvidable, y que componen el ajuar de la prometida: nos referimos al velo, los zapatos, el tocado, la lencería y otros accesorios.

El velo es el accesorio que complementa el vestido de novia de manera definitiva. El mismo simboliza la pureza de la joven, su sumisión y respeto al enlace nupcial; por lo tanto, debe ser sobrio y equilibrado con el tipo de vestido. El tocado va agarrado de la mano con el tipo de peinado: sea éste recogido o suelto; por ende, se trate de una tiara, flores, cintillos o peinetas, el mismo debe ir acorde con el tono del vestido.

Las joyas (aretes, pulseras, collares, entre otras) deben ser seleccionadas con mucho tino, ya que una gran cantidad de ellas distorsiona la apariencia de la novia; por ello, no es necesario llevarlas todas: siempre recuerda que menos es más. Por otra parte, es recomendable dejar suficiente espacio para que tu anillo nupcial se haga sentir. Otro detalle súper importante son los zapatos: éstos deben ser lo suficientemente cómodos para llevarlos toda la noche, y delicadamente

¿Por qué comprar en la Casa del Vestido?

Porque conocemos los gustos de la mujer contemporánea y ofrecemos la mayor variedad de opciones para satisfacerla. Así mismo, porque tenemos la mejor selección de vestidos para que puedas comprarlos con la mayor comodidad y a precios bajos. Por eso afirmamos que no importa cómo te sientas: ¡nuestros vestidos te harán lucir fabulosa!


Ver más Vestidos